España no lee, o eso dicen

Ángel Ludeña (@AngelLudena)

Con la llegada de las Navidades todo es paz, amor y consumismo. Los centros comerciales hacen el agosto en pleno diciembre con la venta de absolutamente todos sus productos. Cuentan algunos trabajadores que es la etapa del año en la que todo vale si se trata de gastar y regalar.

libreria

En un momento en el que la cultura parece no tener cabida en lo que a regalos se refiere, van los datos y nos sorprenden. El regalo estrella de las navidades no es otro que los libros. Si no sabes qué comprar a alguien, le compras un libro. Esta curiosa pero acertada teoría funciona, y tanto que funciona.

Los autores se pelean con las editoriales al ser presionados por adelantar sus preciados trabajos a fechas concretas, que si la feria del libro, que si San Valentín y, por supuesto, Navidad. Este año no ha sido una excepción y las librerías  mostraban colas interminables para hacerse con los ejemplares de grandes éxitos literarios.

La clave, según los expertos y el ojo de los compradores, es el nombre del autor y la portada. Si el escritor acumula grandes éxitos (con uno vale) en su carrera, basta con poner eso de “Del autor de…” para tener la venta hecha. Si la portada es bonita, colorida y con una fuente adecuada, venta hecha. El Corte Inglés dice a sus clientes que se han quedado sin existencias de las ediciones más preciadas, de los libros más vendidos. Algunas de las librerías de Madrid se tiran de los pelos por quedarse sin los grandes éxitos del año al agotarse en pocos días.

Luego hay quien dice que España no lee. Leer no lo sé, pero comprar sí que compran.

Walt Disney sigue vivo

Ángel Ludeña (@angelludena)

No existe un niño que se precie como tal que no conozca alguna película Disney. Puede tener más años de la cuenta, encontrarse en ese momento de madurez o estar empezando a vivir, pero si está sobre la Tierra conoce a Disney o, al menos, a sus cientos de personajes.

the-perfect-american-basado-en-la-vida-de-walt-disney-14629

Toda factoría cinematográfica tiene como objetivo alcanzar un número de ventas que la convierta en millonaria, sería absurdo negarlo. Además si a ello le acompaña un momento de éxito y repercusión mediática para la empresa, la dirección y el casting, mucho mejor. Son varias las que lo han conseguido, pero podríamos decir que muy pocas han logrado perdurar tanto en el tiempo creando una cultura propia. Disney, lo ha conseguido. Cenicienta, Blancanieves, El Rey León o La Sirenita han copado las horas y horas de todo niño que se precie ya sea en nuestro país como alrededor del mundo. Todos conocemos las historias, las canciones y a sus queridos personajes. Y no, no sólo han logrado éxito en una franja infantil sino que además han traspasado los grupos de edad.

Esta Navidad, las cadenas han aprovechado el tirón de las películas y han lanzado cine Disney en horarios de gran audiencia. El resultado ha sido más que satisfactorio. Las redes sociales estallaban de comentarios referidos a sus películas, todos preferían quedarse en casa para volver a ver las historias de siempre y aún muchos seguían emocionándose. En un momento en el que se prodiga el cine de autor, en el que parece que ver películas comerciales está de más y donde dicen que no hay dinero para crear, viene Disney con lo mismo de siempre y arrasa. La fórmula sólo la tiene ese señor que dicen está congelado en algún lugar del mundo. Si eso no es cultura, que venga Dios y lo vea.