D.E.P. CANAL NOU

María García Tenorio (@mariagta)

Una cortina de humo recorre Valencia. El presidente Fabra decidió coger el mando y apagar el Canal 9 para siempre en su comunidad, dejando al pueblo sin emisión autonómica.

Los políticos se pusieron sus mejores galas para el funeral y en el discurso de despedida apoyaron a la educación, a la sanidad y a los servicios sociales, que han estado olvidados por la moda; porque si es de trajes ellos entienden bastante. Sin embargo, si hablamos de derechos, solo conocen los suyos. Más de 1000 empleados se van a la empresa más grande de España, el paro, sin ser escuchados. De nada han servido las manifestaciones, ni los grupos de apoyo a los trabajadores, ni la subida de audiencia en los últimos meses; nada tiene que ver con la ideología de cada uno; porque la izquierda y la derecha se han quedado neutrales para unir sus voces en radio y televisión.

Hoy hace más de un mes que se conoció la noticia del cierre y aún sigue dando de qué hablar, porque no solo han perdido los trabajadores su empleo, sino el pueblo su derecho a la información; y, es que, las noticias, cuanto más cercanas, más impactan y, parece que en España lo que pase en el resto de Europa es más importante que lo que pasa en nuestro propio país. Si obviamos ya de por si lo nacional cómo pretendemos enterarnos de local, si no nos dan facilidades y tampoco tienen interés en dárnoslas. Y… ¿qué hacen nuestros políticos para curar nuestras heridas? poner un derbi de fútbol entre el Madrid y el Barça es la mejor solución a los problemas; ¿qué hacemos para evitarlo? olvidar nuestros intereses para picarnos porque nuestro equipo siempre juega mejor que el ganador… o perdedor; sin darnos cuenta, de los que realmente perdemos somos nosotros. ¿Qué pasará dentro de un año? los políticos habrán cumplido su objetivo, y la cadena, en vez de celebrar sus ‘bodas de plata’ habrá quedado muerta y en el olvido.

Canal Nou es un héroe de guerra, una víctima de la crisis, una consecuencia que refleja el drama que estamos viviendo en todos  los ámbitos de la sociedad, dónde los parados sólo son un número y los derechos solo una palabra tabú.

Imagen

Anuncios